Etiquetas: infantil

Juego de mesa en familia

Ahora que se acercan días de compras y de regalos, y que el invierno invita a quedarnos más en casa, es un buen momento para estar con la familia y los amigos jugando a juegos de mesa, desde los tradicionales y conocidos a los más novedosos.

Además de compartir un rato divertido, los juegos de mesa también influyen en el aprendizaje y adaptación social de los niños, ya que ayudan a desarrollar las capacidades motoras, emocionales, mentales y sensoriales.

La mesa de luz

¿Qué es una mesa de luz y cuál es su utilidad?

En esta ocasión os quiero hablar sobre un recurso educativo que está cogiendo mucha fuerza en estos últimos años, la mesa de luz. Pertenece al enfoque pedagógico Reggio Emilia, se considera al niño como protagonista , capaz de crear su aprendizaje a través de su curiosidad, imaginación y motivación.

Padre e hija hablando

¿Quién dijo que comunicarse con los hijos fuera tarea fácil?

No por ello hay que desanimarse, teniendo en cuenta que los padres y madres somos los responsables de su educación y una parte importante es la forma en que aprenden a comunicarse con nosotros, para luego, salir a comunicarse con el mundo exterior.

Si te preocupa cómo te relacionas con tu hijo/hija, cómo te manejas en las discusiones o sencillamente cómo se da una conversación entre vosotros, puedes poner en práctica algunos de los siguientes consejos:

Niño en bicicleta

Ante la gran oferta de juguetes que se encuentran actualmente en el mercado, algunos de nosotros olvidamos que un juguete no es sólo aquél que se vende en las tiendas, sino cualquier objeto que pueda servir al niño/a como tal. Es el niño quien da valor de juguete a un objeto: una sábana para jugar a fantasmas, un colador que sirve de lupa o una olla a modo de tambor, son juguetes que cumplen la misma función que cualquiera de los que les podemos regalar.

Niña con pintura de manos

Hubo una época en que algunos clínicos culparon (erróneamente) a los padres y madres acerca de los desórdenes o dificultades en el comportamiento de sus hijos/as. Sin ir más lejos, en 1940 Leo Kanner, uno de los más influyentes psiquiatras infantiles de la época, manifestó que los niños/as con autismo habían sido criados por madres emocionalmente distantes. Actualmente, se ha demostrado que esto no era cierto.

El divorcio y los niños

En la familia, los procesos de separación o divorcio están a la orden del día. Y con esto, surgen diversas cuestiones a tratar: cuentas corrientes, domicilio, objetos materiales, etc. Pero sin duda, los hijos es el factor que más preocupa a los progenitores. 

Surgen entonces preguntas como: ¿Qué sería mejor ahora para mis hijos? ¿Qué cosas pueden contribuir a que ellos afronten esta situación de la mejor manera posible? ¿Qué custodia será la más beneficiosa para mis hijos?

Niños jugando a la pelota

Esta época en la que los niños empiezan sus vacaciones de verano, cuando jugar se convierte en la tarea más importante para ellos, considero que es un buen momento para hablar del valor de los juegos en la infancia.

Regalos y niños

En muchas ocasiones no sabemos cómo ayudar a nuestros hijos a tener un buen comportamiento, a continuación enumeramos una serie de refuerzos eficaces y otros ineficaces o confusos.

Refuerzos eficaces

Los refuerzos materiales no son efectivos ni adecuados. Los refuerzos más efectivos son los inmateriales, a continuación enumeramos alguno de ellos:

Niña peluche

Desde siempre los niños han tenido la necesidad de una actividad: moverse, curiosear, manipular y experimentar, crear, relacionarse, intercambiar vivencias, acciones y sentimientos.

Además de ser una actividad, el juego ayuda a desarrollar las funciones psíquicas, físicas y sociales en los niños y los juguetes pueden convertirse en herramientas esenciales para su buen desarrollo.

Semáforo emocional

El semáforo emocional es una herramienta para niños entre 4-10 años, en esta etapa los niños ya identifican las emociones básicas, pero tienen dificultad para regularlas, es decir dar respuesta proporcional a la situación que han vivido. Por ejemplo, les pido que dejen de ver los dibujos y se preparen para salir a comprar, y comienzan a llorar y gritar. El semáforo de las emociones nos puede ayudar a enseñar a graduar su emoción de una manera divertida y muy visual. Podemos comenzar a realizar juntos nuestro propio semáforo, como una manualidad. Asignaremos cada color a una emoción:

Suscribirse a Etiquetas: infantil