¿Qué se consigue con una terapia de pareja? Mitos y realidades

Terapia de pareja

La realidad se mide con datos fehacientes y estos arrojan un balance claramente favorable a la terapia de pareja. El porcentaje de éxito en una terapia de pareja ronda el 70 por ciento, tres de cada cuatro parejas mejoran su relación y el 90 por ciento de las personas que acuden manifiestan sentirse mejor tras haberla realizado.

Naturalmente, el éxito depende en gran medida de la convicción y los sentimientos de cada persona. En ocasiones las terapias se emprenden cuando el conflicto lleva años arraigado en la convivencia y la desilusión y la decepción dejan poco espacio para el futuro en común.

En cualquier caso, no hay fórmulas prestablecidas. La empatía, el amor y la disponibilidad a los cambios que ayuden a mejorar las cosas pueden vencer las tendencias negativas más enquistadas. En general, los procesos terapéuticos comienzan con una o varias sesiones y se pueden alargar por espacio de varios  meses, en función del tiempo que lleve instaurado el conflicto y la predisposición y receptividad de los interesados.

Mucha gente piensa que una terapia consiste en hablar, contar cosas y recibir preceptos o consejos. La realidad es que los terapeutas conocen técnicas para propiciar desbloqueos y contribuir a que vuelva a fluir la comunicación. Sus herramientas incluyen recursos que ayudan a poner en práctica modos de relación más empáticos y asertivos.

Por otro lado, el rol de mediación activa reestablece la confianza y fija principios básicos sobre respeto y responsabilidad, al tiempo que revierte las dinámicas de dependencia emocional.

Como en tantos otros aspectos de la vida, el elemento humano es fundamental, pero a diferencia de la ayuda que puede prestar un amigo o confidente, el terapeuta domina herramientas y técnicas, ejerce su labor con profesionalidad y persigue el bien común. Una combinación de elementos que representa la mejor garantía para encauzar los problemas hacia su solución.

Psicóloga Begoña Martínez

Psicóloga
Adultos y adolescentes

Añadir nuevo comentario

Relacionados:

La ansiedad, ¿amiga o enemiga?

La ansiedad, ¿amiga o enemiga?

El miedo como emoción primaria que compartimos con la mayoría de animales, está relacionado directamente con nuestra supervivencia y la de personas...

Fotografía del curso de Dolores Mosquera en el Curso del Apego temprano al Trastorno Límite de la Personalidad. Trauma complejo, disociación y TLP.
Terapia familiar

¿Cómo puede ayudar la Terapia familiar Sistémica?

La familia puede ser una gran fuente de apoyo para las personas y también una fuente de angustia...