Ahora más que nunca estamos a tu lado. Terapia presencial con medidas especiales y online

Pseudodemencia depresiva, ¿qué es?

Es considerada como un trastorno depresivo mayor, pero el motivo principal de la consulta es el deterioro cognitivo subjetivo y objetivo, que puede confundirse con demencia. De hecho, en la bibliografía suele aparecer como síndrome demencial asociado con depresión. La primera publicación del cuadro, descrito como demencia melancólica, data de 1883, pero Leslie Kiloh acuña el término pseudodemencia depresiva en 1961.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Hay una presencia de deterioro cognitivo, pero también de síntomas depresivos.
  • Las funciones ejecutivas se ven afectadas, presentándose un enlentecimiento del pensamiento, en el procesamiento y en el discurso.
  • Los movimientos del paciente también están enlentecidos.
  • Quejas subjetivas de pérdida de memoria, tanto la memoria remota como la reciente suelen estar afectadas.
  • En la pseudodemencia existe una mejoría en la realización de baterías diagnosticas cuando se le da ciertas pistas al paciente.
  • La evaluación de los profesionales revela la existencia de un marcado componente afectivo; y, el inicio del deterioro de las habilidades cognitivas ha sido reciente, se ha producido de forma rápida y no hay evidencia de que se haya producido un accidente cerebrovascular u otra condición médica.

Es un cuadro con una prevalencia mayor en la tercera edad, aunque se puede presentar antes. Dentro de la población mayor de 65 años afecta a un 0,4 - 2,1%.

¿Con qué enfermedades hay que diferenciarla?

El diagnóstico es eminentemente clínico, por lo que es imprescindible realizar una minuciosa evaluación psiquiátrica del paciente, con el fin de evitar confundirla con una demencia.

¿Cómo podemos diferenciar la pseudodemencia depresiva de la demencia?

  • Comienzo de los síntomas: en la pseudodemencia está bien establecido y suele ser rápido. Sin embargo, en la demencia los síntomas surgen de forma progresiva y lenta.
  • Conciencia de enfermedad: en la pseudodemencia los pacientes tienen una conciencia de enfermedad marcada y reconocen sus limitaciones. En la demencia, no existe y además no reconocen sus limitaciones.
  • Afectividad: en la pseudodemencia los pacientes son conscientes de su estado y esto suele afectar a su estado de ánimo y preocuparles mucho. En la demencia el humor presenta una gran variabilidad.
  • Atención y memoria: en la pseudodemencia la atención no suele estar afectada mientras que en las demencias sí. La memoria a corto plazo en ocasiones está afectada en la pseudodemencia, y la memoria a largo plazo lo está de forma aleatoria. En cambio, en la demencia la memoria a corto plazo está siempre afectada, y la memoria a largo plazo se va deteriorando de forma progresiva.
  • Conducta y deterioro social: en la pseudodemencia la conducta suele ser de abandono y el deterioro social aparece de forma rápida. En la demencia, los pacientes no tienen conciencia de enfermedad y tienden a recurrir a la compensación; el deterioro social es lento.
  • : el paciente con pseudodemencia presenta quejas específicas y exageradas y responde a las pruebas con poca cooperación dado su estado anímico. Los pacientes con demencia suelen ser colaborativos.

¿Hay pruebas complementarias que puedan ayudar al diagnóstico y diferenciarla de la demencia?

La utilización de las pruebas de neuroimagen puede ayudar a la hora de realizar un diagnóstico eficaz. Las neuroimágenes estructurales como TAC o RMN se pueden observar alteraciones cerebrales.

En demencias como el Alzheimer se puede ver una atrofia generalizada, una atrofia temporal media, basal y/o lateral. Sin embargo, en la pseudodemencia no se suele observar ningún dato específico en las neuroimágenes

Por otro lado, la evaluación neuropsicológica ofrece una información adicional y relevante para precisar el diagnostico. En el Alzheimer se aprecia una alteración en las etapas de la memoria, espacialmente en el almacenamiento de información. En la pseudodemencia la alteración se encuentra en la atención y las funciones ejecutivas

¿Cómo se trata?

La intervención de la pseudodemencia depresiva se centra en el tratamiento del trastorno depresivo que es la causante del cuadro.

Los tratamientos que han demostrado eficacia en la intervención de la depresión, y por ello útiles en el tratamiento de este cuadro son la terapia psicológica de tipo cognitivo-conductual y el tratamiento psicofarmacológico principalmente con medicación antidepresiva pautado por un psiquiatra.

Añadir nuevo comentario

Relacionados:

La creación de nuestro YO

La creación de nuestro YO

La creación de nuestro yo; de quienes creemos que somos y como nos relacionamos con nosotros mismos y con nuestro mundo se va formando poco a poco desde nuestra...

CBD Cannabidiol

CBD, ¿la nueva “droga”?

CBD es una abreviación de cannabidiol. El cannabidiol es un compuesto químico que es encontrado tanto en el cáñamo, como en la planta de Cannabis.  Otro cannabinoide famoso es el...

Vacuna Anti-Covid 19 y “efecto nocebo”