Elegir un buen juguete estas navidades

Niño en bicicleta

Ante la gran oferta de juguetes que se encuentran actualmente en el mercado, algunos de nosotros olvidamos que un juguete no es sólo aquél que se vende en las tiendas, sino cualquier objeto que pueda servir al niño/a como tal. Es el niño quien da valor de juguete a un objeto: una sábana para jugar a fantasmas, un colador que sirve de lupa o una olla a modo de tambor, son juguetes que cumplen la misma función que cualquiera de los que les podemos regalar.

Para que estas navidades os sea más sencillo decidir qué juguete regalar a vuestros/as hijos/as, os doy unas pistas que os pueden orientar en tan divertida y en ocasiones difícil tarea:

  • Que el punto de partida sean las preferencias y necesidades del niño.
  • Que sea un juguete que le estimule y le resulte entretenido.
  • Que sea adecuado a la edad y nivel de desarrollo del niño.
  • Que el sexo del niño no sea un prejuicio a la hora de comprar un juguete.
  • Que el juguete sea sólido y duradero, es decir de buena calidad.
  • Que sea seguro y cumpla las normas establecidas, sobre todo cuando sea para los más pequeños.

Si estáis interesados en elegir un juguete que se adapte a las características individuales del niño y a su momento evolutivo, a continuación, dejo algunas sugerencias en función de la edad del niño:

  • Entre los 2 y 4 años: En este periodo, juguetes que desarrollen la motricidad del niño, la progresión del lenguaje y la capacidad para expresar sus emociones, como pueden ser: libros con historias de la vida cotidiana, juguetes musicales, con sonido, bloques de construcción con piezas grandes, muñecos/as, puzzles, pelotas, marionetas, etc.
  • Entre los 4 y 7 años: En esta etapa se produce un avance en su proceso de socialización, comienzan a darse los juegos en grupo reducido. Es al mismo tiempo un momento de gran fantasía y creatividad que dará paso al juego simbólico, a través del cual el niño representa situaciones o personajes de la vida real, jugando a ser padres, médicos, profesores, etc. Conviene poner a su alcance juguetes que les ayuden en sus dramatizaciones como pueden ser: teléfonos, cocinas, casas de muñecas, coches, sin olvidarnos de sus habilidades motoras e intelectuales que siguen en aumento y precisan de juegos de observación y habilidad.
  • A partir de los 7 años: Los niños están preparados para introducirse en los juegos con reglas. Los juguetes más apropiados son los juegos de mesa, de construcción, de magia, también los instrumentos musicales, juegos de ordenador apropiados a su edad y aquéllos que les permitan explorar y seguir descubriendo.
  • Entre los 9 y los 12 años: Conforme se acercan a la pre-adolescencia, los intereses de los niños van cambiando, cada vez disfrutan más de los ratos de ocio con sus amigos, escuchando música o practicando algún deporte, aunque seguirán interesándose por los libros, juegos de estrategia, de ordenador o los coches teledirigidos.

Un buen juguete será aquél que ayude a desarrollar aspectos como la diversión y el entretenimiento, la sociabilidad, y la expresión de las emociones infantiles. En definitiva, más que el juguete en sí, lo importante será el uso que el niño haga de ese juguete.

Psicóloga Nuria Pérez

Psicóloga
Infantil y adultos

Añadir nuevo comentario

Relacionados:

Niña con pintura de manos

¿Mi hijo/a necesita tratamiento psicológico?

Hubo una época en que algunos clínicos culparon (erróneamente) a los padres y madres acerca de los desórdenes o...

El divorcio y los niños

Los hijos en procesos de separación o divorcio

En la familia, los procesos de separación o divorcio están a la orden del día. Y con esto, surgen...

Semáforo emocional

El semáforo emocional

El semáforo emocional es una herramienta para niños entre 4-10 años, en esta etapa los niños ya identifican las emociones básicas, pero tienen dificultad para regularlas, es...