Los hijos en procesos de separación o divorcio

En la familia, los procesos de separación o divorcio están a la orden del día. Y con esto, surgen diversas cuestiones a tratar: cuentas corrientes, domicilio, objetos materiales, etc. Pero sin duda, los hijos es el factor que más preocupa a los progenitores. 

Surgen entonces preguntas como: ¿Qué sería mejor ahora para mis hijos? ¿Qué cosas pueden contribuir a que ellos afronten esta situación de la mejor manera posible? ¿Qué custodia será la más beneficiosa para mis hijos?

En psicología, es el psicólogo jurídico-forense o perito psicólogo el encargado de intervenir en los procedimientos de divorcio con menores presentes. En su actuación velará por preservar el interés superior del menor, dejando al margen las motivaciones propias de cada progenitor. A continuación encontrarás más información al respecto.

Si estás inmerso/a en un procedimiento de divorcio y necesitas un informe pericial que vele por el beneficio del menor, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Blog: interés superior del menor

La Psicología Jurídica es la disciplina de la psicología que, aplicada al derecho, aporta conocimientos científicos sobre distintas materias a los órganos judiciales. De los distintos ámbitos del derecho existentes, es el Derecho de Familia (parte del Derecho Civil que tiene como eje central la familia) el campo donde más ejerce su actividad el psicólogo jurídico-forense o perito psicólogo.

El principal objetivo de esta figura profesional es aportar al juez y al conjunto de partes del proceso judicial, conocimientos técnicos acerca del asunto que se requiera, siempre desde una perspectiva imparcial. Como profesional cualificado en conocimientos psicológicos y especializados en el ámbito jurídico-forense, informará mediante un informe temas relativos a conflictos familiares post-separación en los que no existe acuerdo.

Los temas más solicitados a evaluar por el perito psicólogo en el ámbito de la familia son: la valoración de la idoneidad para el ejercicio de la Guarda y Custodia,  de la Patria Potestad, el establecimiento del Régimen de Visitas, evaluación de la Capacidad Parental, entre otros.

En estos casos las figuras principales a evaluar son los padres y el menor/es; así como la familia extensa si fuera relevante. No obstante, el objetivo principal del perito es velar por el interés superior del menor, es decir, proteger su bienestar más allá del conflicto familiar en el que se encuentre.

No obstante, es importante distinguir el interés del menor con la voluntad del mismo. Aunque se respete y valore su opinión bajo su derecho de ser escuchado, no se decide lo que el menor quiere, sino lo que al menor le es beneficioso. Este planteamiento surge como prevención ante posibles manipulaciones de la voluntad del menor o preferencias de éste según beneficios egoístas. Por tanto, el perito velará por preservar el interés del menor, dejando al margen tanto la voluntad del mismo como la de sus progenitores.

Psicólogo Jurídico Jose Medina

Psicólogo Jurídico

Añadir nuevo comentario

Actualizar Escriba los caracteres que ve en esta imagen. Escriba los carácteres que ve en la imagen; si no puede leerlos, envíe el formulario y una nueva imagen va a ser generada. No es sensible a mayúsculas.  Cambiar a verificación de audio.