Construir tus estados

La felicidad, decía Oscar Wilde, no se compone por un estado continuo sino por momentos construidos. En esta entrada os invito a reflexionar sobre vosotros mismos, a haceros la clásica pregunta ¿Eres feliz? 

Una palabra con poco peso en la vida cotidiana como actitud” es de gran importancia para crear los estados de felicidad, por esto te pregunto: ¿Cuál es tu actitud general en tu día a día? ¿Positiva, pesimista, sonriente, indiferente? Construimos nuestra propia visión de la realidad en la cual existimos ¿Cuál es la principal lente con la que miramos el territorio? Si te resulta de ayuda para dar respuesta a la pregunta anterior puedes contestar con un color.

La felicidad en la vida puede traducirse en cultivar un entorno social y familiar cálido, sano y confortable, puede ser la satisfacción del trabajo bien hecho, puede ser complacer al hedonismo, te pido no juzgar qué la compone.  Si estás comprometido a no hacerlo plantéate las siguientes preguntas tomándote tu tiempo:

  • ¿Qué es para ti la felicidad?
  • ¿Qué acciones realizamos que nos hacen felices?

Si al responder ha surgido como respuesta un no sé o por otro lado un “incómodo” silencio, he de felicitarte. El no sé es sinónimo de que has creado un nuevo estado de conciencia, al reconocer que no tienes la respuesta, el silencio es señal de ese estado de conciencia existía anteriormente sin embargo no le habías prestado la atención suficiente, ahora es el momento de darle la atención que se merece.

Utilizar nuestro tiempo y energía en crear esos momentos/estados de felicidad puede ser una inversión que genere resultados muy positivos en nuestra vida cotidiana, quizás el primer paso para crearlos sea cultivar la felicidad en ti mismo para poder llevarla a otras áreas de tu vida, o quizás la obtendrás de generar felicidad en otras personas. No te obsesiones demasiado con los extremos, genera y comparte esos momentos, hazlos tangibles de manera que sean tan buenos para ti como para tu entorno.

Recuerda, la felicidad consiste en crear, conviértete en el motor que la genera.

Amarse a sí mismo es el comienzo de una aventura que dura toda la vida.
Oscar Wilde

Tags: 

Añadir nuevo comentario

Relacionados:

Vacaciones con hijos

Vacaciones por separado, ¿cómo afrontarlas?

Quizás las vacaciones de verano sea uno de los periodos más esperados del año, pues supone un largo descanso tras...

Mascarilla

Querida mascarilla…

Desde hace más de un año hemos incorporado a nuestras vidas algunas rutinas de higiene que nos han ayudado a protegernos (y a sentirnos protegidos) del contagio: lavarnos y desinfectar...

Comunicación entre personas

¿Te comunicas de forma eficaz?

La comunicación humana es un tema apasionante y de gran complejidad. A menudo, tanto en mi trabajo como en mi vida personal, presto atención a las formas...