La Navidad y el COVID

De nuevo nos estamos encontrando con un aumento del número de contagios durante estas Navidades. Eso produce desasosiego en la sociedad, un aumento del miedo y la ansiedad, así como una discordancia de qué hacer para evitar el contagio con las personas de nuestro alrededor y alguna silla vacía en muchas casas durante la Navidad.

Están siendo unas fechas dolorosas para muchas personas que han perdido familiares y que en alguno  de esos casos, no se ha podido, por circunstancias sanitarias, elaborar un duelo de forma saludable. Se generan emociones de tristeza, rabia y frustración.

Por otro lado, las restricciones y la sensación de miedo nos lleva a protegernos y a tener que tomar decisiones difíciles, como no juntarnos con la familia y amigos para protegernos y proteger a los más vulnerables, causando un inmenso dolor e insatisfacción en la población en general.

Vamos a comentar algunas de las claves para reducir ese dolor y aumentar la satisfacción de cara a estas fechas y a estas circunstancias:

  • No perder la ilusión y disfrutar con los más pequeños: Aunque no sea adecuado pasar el día en la calle, dado el riesgo que supone, sí podemos hacer actividades en casa con los peques o mayores, como cantar villancicos, juegos y manualidades, hacer dulces... algo que suponga un aumento del bienestar en la realización y disfrute de estas actividades.
  • Aceptar la situación y adaptarnos a ella: evitar pensamientos tremendistas aceptando la situación tal y como viene, y siendo conscientes de que tenemos una fuerte capacidad de adaptación a los cambios. Pensar, que esta situación pasará, y que podemos disfrutarla de otras formas  distintas, pero no por ello poco satisfactorias.
  • Pensar en un futuro mejor: Ya tendremos oportunidad de juntarnos con la gente que queremos, pero este año tenemos que seguir siendo responsables y cuidarnos. Habrá oportunidades de celebrar en el futuro.
  • Pensar en el beneficio que nos genera a nivel individual y como sociedad tomar decisiones de cuidado sobre nosotros y sobre las personas que nos importan. Como por ejemplo: gracias a nuestro comportamiento las personas que queremos van a estar a salvo, estamos contribuyendo a que esta situación, indudablemente tormentosa para todos,  acabe y/o mejore lo antes posible.
  • Aprovechar para pasar más tiempo con nuestros convivientes, nuestra familia más cercana, y ser capaces de disfrutar de eso.
  • Disfrutar de la Navidad en la medida de lo posible, pensando que esto pasará, que hay otras formas de celebrar sin poner en riesgo a las personas de nuestro alrededor, y sobre todo, un pensamiento positivo: PASARÁ Y VOLVEREMOS A CELEBRAR!!

¡Felices Fiestas saludables!

Psicólogo en Elche Enrique Albacete

Psicólogo
Adultos

Añadir nuevo comentario

Relacionados:

Agorafobia

Entendiendo la agorafobia

Coloquialmente el trastorno de Agorafobia es definido de forma errónea como el miedo a los espacios abiertos. Debido a que en la Grecia Antigua, el “Agora”...

Vacaciones

¡Vacaciones!

Estamos en verano y quien no ha disfrutado ya de sus vacaciones, está a punto de hacerlo. Vamos notando ya la necesidad de parar y desconectar de una forma u otra. Fatiga, dificultad de concentración,...

CBD Cannabidiol

CBD, ¿la nueva “droga”?

CBD es una abreviación de cannabidiol. El cannabidiol es un compuesto químico que es encontrado tanto en el cáñamo, como en la planta de Cannabis.  Otro cannabinoide famoso es el...