El control de las rabietas

Niña enfadada rabietas

Estar en el supermercado y de repente que nuestro peque comience a llorar y patalear por algo que ha visto en el expositor, o en casa de los abuelos porque quiere comer algo diferente a lo que toca, jugando porque una de sus piezas de construcción no encaja….. ¿Qué papa no ha tenido que enfrentarse a estas situaciones alguna vez? Realmente son momentos en los que podemos llegar a perder los nervios, bien porque queremos pararlo y no podemos o porque estamos en un sitio público y sentimos que estamos dando un espectáculo. Comprender por qué los niños se comportan así y actuar correctamente s la clave para afrontar las rabietas, y que estas no se conviertan en el método habitual de nuestro hijo para expresar su disconformidad con situación vivida.

¿Por qué se producen?

Las rabietas suelen empezar alrededor de los dos años, cuando los niños comienzan a desarrollar su independencia y no les gusta que sus padres les digan lo que deben o no deben hacer. No saben esperar aquello que quieren, y la respuesta a no obtenerlo suele ser una rabieta.

Los niños también utilizan las rabietas para llamar nuestra atención o manipular nuestras decisiones, en este caso estaríamos ante una rabieta voluntaria. Sin embargo, hay momentos en los que tienen sueño o están cansados e incluso tienen hambre, y en este caso se pueden producir las rabietas involuntarias.

Para entender este comportamiento pensemos los niños pequeños  no tienen capacidad para expresarse y argumentar su disconformidad con los planes o decisiones de sus padres. Esta incapacidad para expresarse, irrita y frustra al niño.

El modo de ayudarlo es enseñarle a gestionar sus emociones, expresar su enfado, y aumentar su tolerancia a la frustración, todo ello ayudará a que las rabietas sean evolutivas y no la forma de expresarse de nuestro hijo.

Psicóloga infantil Susana Tarí

Psicóloga infantil

Si estás interesado-a en asistir a una de nuestras charlas para padres y madres, puedes apuntarte a nuestro próximo taller:

Añadir nuevo comentario

Relacionados:

Cómo encontrar la buena suerte

Cómo encontrar la buena suerte

Hace tiempo llegó a mis manos un libro casi por casualidad, se llamaba La Buena Suerte (A. Rovira y F. Trias de Bes, 2004). Este libro es una fábula...

Regalos y niños

¿Cómo motivar a nuestros hijos a tener un buen comportamiento?

En muchas ocasiones no sabemos cómo ayudar a nuestros hijos a...

Semáforo emocional

El semáforo emocional

El semáforo emocional es una herramienta para niños entre 4-10 años, en esta etapa los niños ya identifican las emociones básicas, pero tienen dificultad para regularlas, es...