La confianza en el proceso de Mediación

A través de la confianza, aumentamos nuestra capacidad para relacionarnos y resolver problemas, mostramos la seguridad que tenemos ya sea en alguien, en algo o en uno mismo. Supone trabajo y esfuerzo conseguirla y también mantenerla, haciéndola consciente y de manera voluntaria. Sin embargo, también es cierto que se puede romper en cualquier momento.  

Si nos fijamos en situaciones de la vida cotidiana, los conflictos nos enseñan a poder ubicarnos de forma distinta en ellos, generando la oportunidad de fortalecer aquello que ya existía, y es precisamente en esos momentos de conflictividad cuando resulta importante aprovechar la oportunidad para hacer una reconstrucción teniendo en cuenta lo sucedido.

Para aprovechar esas situaciones de conflicto como algo productivo, es muy importante que podamos ser capaces de entender la confianza como un pilar clave en el proceso, pues es la base sobre la que se construyen las relaciones, el respeto, la responsabilidad social, el amor, etc., pues no deja de ser una emoción positiva, que también está vinculada a la felicidad.

Además de todo esto, la sinceridad ocupa un lugar importante a la hora de confiar. Sin duda, las personas somos capaces de intuir de forma innata, cuando otra persona actúa con desconfianza, por ejemplo, a través de los gestos, la mirada, la expresión corporal, los movimientos, que, de alguna manera, puede acabar siendo algo recíproco dentro de la relación.  

Para evitar que esto suceda, necesitamos sentirnos confiados con nosotros mismos para poder confiar en los demás. Por eso, es importante que podamos saber expresar nuestras emociones, lo que pensamos y sentimos y, sobretodo, comunicarlas de la forma correcta, aún sabiendo que no es tarea fácil.

Por todo esto, para poder generar confianza en los demás, debemos comprometernos al cien por cien, cumplir con nuestras promesas, pedir disculpas cuando no las cumplimos y sobre todo, aprender a perdonar los errores.

Gracias a esta seguridad, podemos buscar soluciones donde la confianza juega un papel muy importante, para vernos y ver al otro capaz de dejar de lado la rigidez, resentimientos y prejuicios, conectar con el lado más humano y genuino, siendo capaces de buscar y poner en común aquellos puntos de unión y valores compartidos.

La confianza en el proceso de mediación, es poner la confianza en el cambio, en el otro, y en el profesional, también en el proceso. Es motivarnos, implicarnos y colaborar. Tener presente, que podemos tomar decisiones y actuar con responsabilidad y compromiso para poder sentirnos valorados y respetados y poder avanzar con éxito. 

Trabajadora social Silvia Lozano

Trabajadora Social
Intervención y Mediación Familiar

Añadir nuevo comentario

Actualizar Escriba los caracteres que ve en esta imagen. Escriba los carácteres que ve en la imagen; si no puede leerlos, envíe el formulario y una nueva imagen va a ser generada. No es sensible a mayúsculas.  Cambiar a verificación de audio.