25 de noviembre. Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Esta semana celebramos el Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Tal día como hoy, en 1960 se asesinó a las hermanas Mirabal, Patria, Dedé y Minerva, en República Dominicana por orden del dictador Rafael Leónidas Trujillo por ser opositoras al régimen. En memoria a ellas, desde 1981 se celebra en este el día contra la Violencia de Género en Latinoamérica y en la Asamblea General de la ONU de 2000 se dicta la resolución que declara el 25 de noviembre Día Internacional de la Violencia Contra la Mujer.

¿Por qué? En todo el mundo, una de cada tres mujeres ha sufrido violencia física o sexual, el 71% de las víctimas de trata son mujeres, 3 de cada 4 usadas para explotación sexual.

Según este mismo organismo, las formas de violencia hacia la mujer son física, sexual y psicológica:

  • Violencia por un compañero sentimental (violencia física, maltrato psicológico, violación conyugal, feminicidio)
  • Violencia sexual y acoso (violación, actos sexuales forzados, insinuaciones sexuales no deseadas, abuso sexual infantil, matrimonio forzado, acecho, acoso callejero, acoso cibernético)
  • Trata de seres humanos (esclavitud, explotación sexual)
  • Mutilación genital
  • Matrimonio infantil

Estas situaciones son especialmente graves en situaciones de pobreza extrema, niñez, ancianas, migrantes, minorías étnicas, lesbianas, bisexuales, transgénero, discapacidad o víctimas de crisis humanitarias.

En España, según la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer de 2019, realizado por la Delegación del Gobierno contra la violencia de Género, una de cada dos mujeres ha sufrido violencia, sólo por ser mujer.

Un 21,5% de las mujeres mayores de 16 años ha sufrido violencia física y un 13,7 % ha sufrido violencia sexual a lo largo de su vida. Estamos hablando de más de 4.300.000 y 2.800.000 mujeres residentes en España respectivamente.

Sufrir una violación multiplica por 6 el riesgo de ideación suicida.

El 60,5 % de las mujeres ha sufrido acoso sexual fuera de la pareja, 18,5% antes de los 15 años.

Dentro de la pareja, siempre que se da violencia física y sexual, se da violencia psicológica, según la Macroencuesta, el 14,2% de mujeres mayores de 16 años ha sufrido violencia física y/o sexual en la pareja y 31,9% relata violencia psicológica. Se estima que más de 6.600.000 mujeres mayores de 16 años residentes en España ha sufrido algún tipo de violencia en la pareja.

Según datos de ONGs, alrededor de 35 niñas al año son víctimas de matrimonios forzados en España.

Hemos conocido que temporeras del fresón en Huelva han estado en situaciones de explotación laboral y sexual, además de la multitud e impunidad de locales y mafias en las que se explota sexualmente a mujeres en España.

Tal vez, la expresión más cercana que tenemos de la violencia contra la mujer sea la que se da en la relación de pareja, los datos indican que es muy frecuente ya en las relaciones adolescentes. Es necesario conocer cómo se manifiestan para detectarlo.

¿Cómo saber si hay indicios de maltrato en una relación?

  • Recibe mensajes de control, acoso y humillaciones por parte de su pareja.
  • Muestra signos de miedo y se manifiesta ansiosa por complacer a la pareja, evita relacionarse con gente, especialmente del sexo opuesto, se distancia de familiares y amistades, se muestra cohibida ante la presencia de su pareja. Si se muestra posesivo, lo justifica.
  • Tiene acceso limitado a las gestiones económicas o no participa de ellas, acceso controlado al dinero.
  • Se muestra triste, ansiosa, sentimientos de inferioridad, odio a sí misma, ideación suicida y/o cambios de ánimo. Evita contacto físico y visual.
  • Pierde interés en sus aficiones, inicia consumo de alcohol o sustancias, alteraciones del sueño y apetito.

Si estás o conoces a alguien en esta situación, pide ayuda, escucha, no juzgues, ten paciencia (posiblemente lo sufra tanto tiempo que lo ha normalizado) y orienta hacia una ayuda profesional. Las mujeres que han sufrido maltrato requieren una atención especializada que les ayude a recuperar su autoestima, recobrar y potenciar sus capacidades para superar el rol de víctima, cambiar las ideas erróneas que justifican el maltrato, adquirir o mejorar en habilidades sociales y regulación emocional. A este proceso le llamamos empoderamiento y es el paso necesario para recuperar LA VIDA.

Es labor de todos, familias, educadores, medios de comunicación y profesionales educar y transmitir valores de respeto mutuo, cuestionar los estereotipos y roles de género y combatir la violencia.

Más información:

 

Y recuerda el teléfono:

Psicóloga en Elche Raquel Fernández

Psicóloga
Adultos y parejas

Añadir nuevo comentario

Relacionados:

Vergüenza

Emociones "morales": al rescate de la vergüenza

No sabiendo muy bien sobre qué escribir, recurrí a la clínica, al trabajo diario, al malestar...

Empatía

¡En sus zapatos! ¿Cómo potenciar la empatía desde casa?

Cuando utilizamos la expresión "ponerse en los zapatos del otro" nos referimos a...

Adaptación al cambio

Adaptación al cambio

Puede sonar manido ya… pero ¡cómo nos ha cambiado la vida en poco tiempo! Nos hemos visto obligados a modificar nuestra forma de trabajar, de relacionarnos, de ir de vacaciones,...