Etiquetas: familia

Terapia familiar

La familia puede ser una gran fuente de apoyo para las personas y también una fuente de angustia, de incomprensión y de dolor. Vivir relaciones familiares de calidad es necesario para que las personas crezcan y se desarrollen de manera sana.

Conflicto y mediación

El conflicto no se elimina, se transforma. A lo largo de las sesiones de Mediación, las personas son conscientes de que sus diferencias no se eliminan por sí solas, sino que buscan y encuentran nuevas alternativas a la situación inicial y se plantean diferentes soluciones cuando surge un desacuerdo porque cada una de las partes piensa que sus posición o necesidades son incompatibles, planteando como única solución inicial “la suya”. 

Estrellas en el día y en la noche

Dentro de la tradición de la intervención psicológica infantil, el trabajo terapéutico se ha centrado principalmente sobre el propio niño. En los últimos años, cada vez con más frecuencia, se van incorporando modelos de intervención que amplían el foco incluyendo en el proceso a la familia, especialmente a los padres, figuras sobre las que principalmente recaen los cuidados del menor. 

Desde que nos levantamos hasta que nos vamos a dormir surgen desencuentros de mayor o menor grado con nuestros compañeros de trabajo, con los vecinos, con algún padre en el colegio, etc. Sin embargo, los desencuentros más dolorosos son los que se producen en el seno de la familia; donde entran en juego los hechos y los sentimientos de cada uno de sus miembros.

Suscribirse a Etiquetas: familia