Control de esfínteres

La enuresis o la encopresis produce consecuencias negativas tanto en el niño como en su familia.

Lo importante para enseñar a un niño a controlar sus esfínteres es que se encuentre preparado para ello, esto ocurre de una manera normalizada entre los 2 y los 3 años.

Hablamos de enuresis cuando el niño se orina repetidas veces durante el día después de la edad comentada anteriormente o mojando la cama después de los cinco años. La encopresis es la dificultad para controlar la defecación. Se habla de enuresis y encopresis primaria si en una falta de control desde el inicio de quitar pañal y secundaria si es una falta de control después de un tiempo teniendo control del esfínter.

El tratamiento para el control de esfínteres ayuda a adquirir seguridad en sí mismo, mejorar su autoestima y poder realizar cualquier actividad que desee sin verse limitado por el miedo a  orinarse.